JUEGOS DE AGUA PARA NIÑOS

Los mejores juegos de agua para niños durante el verano

En esta época del año, cuando las temperaturas van en aumento y el verano está asomando la patita, es momento de planificar juegos y actividades divertidas para niños que refresquen. Y, ¿qué hay más refrescante y divertido que jugar con el agua? ¡Nada de nada! Así que el post de hoy va dedicado a los juegos con agua infantiles.

7 JUEGOS CON AGUA PARA LOS PEQUES

A continuación os propongo esta lista con los mejores 7 juegos acuáticos para los más pequeños.  

JUEGO DE PINTAR CON AGUA

pintar con agua como juego con agua para verano

Este juego con agua no podría ser más fácil de preparar. Únicamente necesitamos un pincel, un recipiente con agua y una superficie que se oscurezca cuando se moja. El suelo de baldosas de terracota o el asfalto son superficies totalmente válidas. Que la sencillez de este juego de agua no te haga pensar que es “una tontería” porque te aseguro que los tendrás entretenidos un buen rato mientras los enanos dan rienda suelta a toda su creatividad. Si, además, mientras están pintando con el agua el sol incide directamente en la superficie, los niños van a ver cómo su dibujo “desaparece” por arte de magia. Esto les sorprenderá y animará a seguir pintando con agua muchas veces más.

JUEGO DE TRASVASAR AGUA PARA NIÑOS

juego con agua de trasvasar

Esta actividad también resulta de lo más sencilla, pero aquí sí que necesitaremos recipientes de diferentes tamaños para que la actividad les parezca más interesante. Desde un cubo o caja con agua en cantidad y mediante el uso de embudos, cucharas, vasitos… vamos trasvasando el agua de un lado al otro. Este juego con agua para los peques tiene la cualidad de resultarles de lo más relajante.  

JUEGO DE COCINITAS CON AGUA PARA NIÑOS

jugar con agua a cocinitas

Un recurso muy interesante que proponer a los peques de la casa en estos tiempos calurosos es jugar a cocinar con agua. Podemos utilizar el propio menaje de juguete de su cocinita o, si no tenemos, dejarles boles de plástico o madera, cucharones, espátulas… “de verdad”. Con agua y añadiendo plantas, hierbas, piedras, arena… podemos elaborar unas sopas dignas de un chef con Estrella Michelín.

JUEGO CON AGUA PARA NIÑOS COLOREADA

juego de agua con agua de colores

Esta actividad la podemos considerar como “multi” porque dentro del mismo juego de agua son varias las posibilidades que nos encontramos. La idea es coger varios recipientes con agua y teñir, con colorante alimentario, cada vasito de un color diferente. A partir de aquí podemos aprovechar y trabajar los colores. También podemos animarles a mezclar las diferentes aguas teñidas y ver qué colores van resultando de las mezclas. Aprovechamos así a enseñarles que si mezclamos rojo y amarillo, por ejemplo, nos sale naranja. Como podéis ver este juego con agua de colores ofrece diversas posibilidades.

JUEGO DE AGUA PARA NIÑOS CON POMPONES COMO GLOBOS DE AGUA

pompones de lana para jugar con agua como su fuesen globos de agua

Esta idea me resultó de lo más interesante. Se trata de hacer guerra de globos de agua, pero sustituyendo los tradicionales globos por pompones de lana. ¿En serio? Si, si. ¡Piénsalo! Nos ahorramos estar llenando los globos de agua, anudándolos y, después de jugar, recoger todos los globos rotos que hayan quedado tirados en el suelo.   

Para llevar a cabo esta “guerra pomponil” tendremos que disponer de unos cuantos pompones de lana, son realmente sencillos de hacer si no tienes en casa, y varios recipientes con agua repartidos por “el campo de batalla”. Para comenzar el juego de agua lo único que tenemos que hacer es sumergir los pompones en agua y empezar a lanzarlos contra nuestros amigos para conseguir que acaben empapaditos de agua. Podemos sumergir una y otra vez los pompones en el agua. Aquí está la mejor cualidad de este juego acuático porque puede llegar a ser interminable. Llegará a su fin cuando los enanos lo consideren y no porque se nos hayan acabado los globos de agua.

JUEGOS CON AGUA CONGELADA

Este juego con agua infantil para el verano tiene muchas y diversas posibilidades. Una de ellas puede ser la de crear “hielos rellenos”. En una hielera ponemos diferentes materiales (pompones pequeños, botones, cuentas…) en cada huequito de un color distinto, rellenamos con agua y al congelador. El juego puede consistir en clasificar los hielos por colores o tocarles y ver como se derriten y conseguir sacar lo que hay en su interior.  

Otra posibilidad de jugar con agua congelada es la de hacer un hielo gigante con muchas cositas dentro. El peque puede jugar a ir descongelándolo con chorritos de agua caliente, con cuentagotas o, incluso, con un pequeño mazo de madera dando golpecitos (siempre con la supervisión de un adulto para que no se lastime). Esta última propuesta estoy convencida de que va a ser la favorita de los reyes y reinas de la casa.

JUEGO CON BOLITAS DE HIDROGEL

¡Me encantan las bolitas de hidrogel! La textura me rechifla, húmeda y “resbalosa” y aunque parece ser un material de lo más simple, con un poco de imaginación pueden resultar muy versátiles.

Un juego de verano que podríamos proponer al niño es animarle a meter las manos y descubrir si hay algo en una bandeja llena de bolitas de hidrogel transparentes con agua. A simple vista parecerá que no hay nada más que agua, pero si introduce su manita tendrá un montón de sensaciones distintas.  

Otra posibilidad de juego acuático es la de mezclar bolas de varios colores en un balde con agua, que pesque las bolitas y las clasifique por colores.  

Para terminar, te voy a hacer otra sugerencia de juego de agua con bolas de gel. También existen en el mercado bolas de hidrogel de mayor tamaño, semejantes a una mandarina, que son súper chulas también. Para este tamaño el juego que, para mí, resulta más divertido es la de pescar las bolas con los pies. ¡Sí,sí! Has leído bien. Sentamos al peque en una silla y dentro de una caja colocada a sus pies ponemos las bolas de gel con agua. Tendrá que ir sacando las bolas sin tocarlas con las manos. Aquí tienes vía libre para, o bien dirigir el juego retándole a que saque un color determinado u otro, o bien dejarle total libertad y que él decida como quiere experimentar.

Y hasta aquí mi propuesta de hoy. Espero de corazón que os haya gustado y que os animéis a poner en práctica algún juego de agua para niños ideal para el verano que os he descrito.

¡Hasta pronto!  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba