HUEVO DE UNICORNIO

HUEVO DE UNICORNIO

¡Hola de nuevo Unicornios! Los que me seguís por Instagram ya sabéis de que va esto y el resultado final, pero ante el éxito generado con el seguimiento he decidido dejarlo por aquí para que esté más a mano de todo aquel que quiera ver como se fue desvelando la sorpresa que podríamos catalogarla como juegos de experimentos para niños.

HUEVO SORPRESA DE UNICORNIO

Es la primera vez que en casa hay este tipo de “juguete”. Los había visto, se lo que son y la mecánica que conllevan e, incluso, el curso pasado en el aula hicimos la actividad con un huevo sorpresa de dinosaurio.

A los niños les generó mucha expectación, pero, la verdad, no se me había ocurrido cómprale ninguno a Jimena. También es cierto que no me he topado con estos huevos sorpresa de unicornio por donde he estado, porque de haber sido así seguramente hubiese sido Jimena la primera en pedir uno para ella.  

Pues bien, los abuelos de Jimena han estado recientemente de vacaciones y entre los regalos que trajeron consigo para ella había este huevo de unicornio. Si algo tiene Jimena es que es expresiva en sus emociones un rato, y cuando vio el huevo, grande y encima rosa la fiesta que montó no fue pequeña. Explicarle que teníamos que esperar a llegar a casa para meterlo en agua no fue nada fácil. ¡Créeme!

COMO ABRIR EL HUEVO DE UNICORNIO

La mecánica de como abrir el huevo sorpresa de unicornio no puede ser más sencilla. Para ello necesitamos:

  • Un recipiente con un tamaño mayor al del huevo de unicornio. Si es transparente para poder observar bien el proceso mejor.
  • Agua. Hay quien recomienda que sea caliente, pero yo use fría y del grifo.
  • El huevo sorpresa de unicornio

¿CUÁNTO TARDA EL ABRIRSE EL HUEVO SORPRESA DE UNICORNIO?

Para ser sincera, pensé que iba a tardar más tiempo. Es cierto que en el cole ya había experimentado con uno, pero era de un tamaño bastante más pequeño. Aunque visto lo visto, en este caso, el tamaño no importa.

DÍA 1 – EMPEZAMOS CON EL HUEVO DE UNICORNIO

Después de la visita, los achuchones y besos a los abuelos recién llegados de las vacaciones, llegamos a casa y nos preparamos para comenzar con el proceso de desvelar la sorpresa de nuestro huevo de unicornio.

Elegimos un recipiente adecuado, lo llenamos de agua y Jimena, con cuidadito lo metió dentro del agua. Es necesario dejarlo sumergido un poco hasta que el interior se llene de agua. Tiene varios agujeritos.

En este punto llegó el momento de volver a hacer entender a Jimena que era necesario esperar hasta que el huevo sorpresa se rompiese por sí mismo. Momento drama.

DÍA 2 – COMIENZA A SALIR ALGUNA GRIETA AL HUEVO SORPRESA

Serian sobre las 13 horas cuando sumergimos el huevo de unicornio en agua. Durante todo el día no observamos ningún cambio. Ya por la noche sí que vi que la superficie rosa estaba llena de burbujitas.

Pronto por la mañana, cuando nos levantamos fue Jimena quien se dio cuenta que el huevo sorpresa había empezado a abrirse. Serian alrededor de las 9 horas de la mañana.

DÍA 2 – MEDIODÍA – EL HUEVO DE UNICORNIO TIENE MÁS GRIETAS

Me sorprendí bastante cuando, al llegar a casa para comer, vimos que el huevo sorpresa estaba bastante más agrietado. Inmediatamente pensé que en ese mismo día ya podríamos saber lo que hay en su interior.  

DÍA 2 – DESPUÉS DE LA SIESTA DE JIMENA – EL HUEVO SORPRESA ESTÁ A PUNTITO DE CARAMELO

Si tienes mucha impaciencia, en este punto ya podrías sacar la sorpresa del interior. El material ya esta más blandito a causa del agua y es posible romperlo con los dedos. Yo quería espera a que finalizase el proceso y, como estaba segura de que no tardaría mucho más, lo dejé estar.

DÍA 2 – TARDE NOCHE- HUEVO DE UNICORNIO SORPRESA ABIERTO

Tal y como ya suponía viendo la velocidad que había cogido la apertura del huevo, unas horitas después ya estaban totalmente roto y abierto. El misterio del huevo sorpresa de unicornio estaba resuelto. Tengo que decir que únicamente se abre la parte superior, la inferior es de otro material y por mucho que se quede en remojo no va a llegar a agrietarse.

Una vez más, el nivel de emoción de Jimena fue máximo. Sacó la sorpresa, la secó un poco y no soltó al “conio” en lo que quedaba de día. De hecho, por si había estado poco tiempo en el agua, a la bañera que se fue con ella.

Así entre tú y yo… la sorpresa no vale nada y estoy segura de que en pocos días pasará al olvido. Pero ha sido divertido ver el proceso y comprobar que, aunque parezca mentira, Jimena ha tenido paciencia y ha esperado a ver lo que había dentro como una autentica campeona.

¡Hasta Pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba